Saltar al contenido
Piedras Chacras 7

Turquesa: Propiedades y cómo limpiar esta piedra

Es cierto que las creencias alrededor de la gemoterapia son diversas. Sin embargo, no existe nada más satisfactorio que presenciar los resultados positivos de los cristales, y el poder que tienen para transformar las circunstancias de las personas.

Los beneficios de la piedra turquesa

Y en este caso particular la piedra turquesa no podía quedarse atrás con su hermoso azul y brillo esplendoroso. Sigue leyendo para que descubras los beneficios de esta piedra preciosa.

¿Cuáles son las propiedades de la Turquesa?

La piedra de la turquesa

La piedra Turquesa se encuentra formada principalmente de: Potasio, Fosfato de Aluminio y Cobre, esto desde el punto de vista de composición química. Estados Unidos, el Tíbet y Francia son pioneros en yacimientos de Turquesa. La propiedad más común de la Turquesa es precisamente el de la joyería. Y se utilizan regularmente en la creación de hermosas piezas de collares.

En la salud

En el siglo XIII, el cristal se usa extensamente con el objetivo de sanar las lesiones, fundamentalmente en caballos cuando sufrieron caídas. Ahora bien, si hablamos de salud espiritual se dice que, la turquesa se destaca por prestar tranquilidad y confort, además de calmar el mal y anhelos de nuestros corazones rotos. Para los budistas, es una piedra sagrada y se usa para los instantes de meditación. Si te gusta meditar al menos 10 minutos al día, la turquesa no puede faltar en tu espacio de relajación.

El misticismo

En Irán, existe una creencia que dice que si portas una Turquesa siempre contigo podrás tener suerte en la vida. O bien, esconderte del diablo. Existen varias formas de hacer eso último, sin embargo cuando se trata de gemoterapia, la turquesa es la única piedra que se usa con estos fines. A su vez también la han usado para preservar la vida de los animales de carga, esto principalmente en Oriente Medio. Su historia dentro del misticismo es realmente variada y sus mitos y leyendas siguen creciendo con el paso de los años. Todo lo que se cuenta sobre la Turquesa tiene que ver con el cuidado y protección de quien la porta.

La magia

Si queremos definir la magia de la Turquesa debemos comenzar hablando de su nombre y su color.  De un color ni azul, ni verde ni blanco, esta gema tomó su nombre de su región de origen que es Turquía. Es una gema que tiene la propiedad de Venus. Esto en astrología quiere decir que, es la gema de la seducción, la empatía y de las relaciones de todo tipo. La energía que caracteriza a la Turquesa es de seducción, tal cual su regente Venus lo demuestra. Llevar turquesas auténticas hace brotar desde dentro la gracia que tenemos.

Es una buena gema para ablandar “corazones duros” y calentar “almas insensibles”. Su poder se concentra en abril y mayo, hasta las mentes más escépticas y los corazones más cerrados sucumben ante el poderoso  flujo de esta gema maravillosa. Su poder consiste en traer hasta nuestro camino una persona adecuada para entregarnos por completo y de forma sana al amor

Beneficios que aporta esta piedra

La energía de la piedra, en su poder de alta vibración habla de amuleto para la buena suerte y protección. También, y gracias a Venus habla de males de corazón, ansias del alma y como calmar los temores y la ansiedad que se presentan constantemente en nuestra vida. La Turquesa es una de las piedras más beneficiosas en el proceso de la meditación. Relaja y dejar fluir las energías disponibles. Y representa confort emocional y físico. Si estás pasando por momentos complicados en el plano sentimental considera utilizar una Turquesa y llevarla contigo siempre.

Cómo limpiar la turquesa

¿Qué aporta para nuestra vida llevar este cristal?

  • Estabilidad económica
  • Eliminación del auto sabotaje
  • Excelente para aquellos que viajan constantemente y quieren sentirse protegidos y confortados.
  • Eliminar mal de ojo, magia negra, hechizos, conjuros, etc.
  • Sintonía espiritual
  • Buena comunicación y mejora en las relaciones con familia, amigos y pareja.
  • Apertura energética del tercer ojo.
  • Activa los chakras
  • Meditación e intuición
  • Sobre el chakra garganta activa antiguos votos, inhibiciones y prohibiciones y permite que el alma vuelva a expresarse.
  • La turquesa es una piedra de purificación.
  • Disipa las energías negativas y limpia la bruma electromagnética. Según el pensamiento tradicional la turquesa une la tierra y el cielo, unificando las energías masculinas y femeninas.
  • Esta piedra es empática y equilibradora.
  • Promueve la autorrealización, ayuda a resolver problemas creativamente y calma los nervios cuando se tiene que hablar en público.

Historia de la piedra Turquesa

Durante la antigüedad la turquesa fue muy utilizada tanto por sus propiedades mágicas como en representaciones artísticas. Para los dioses aztecas era la “piedra de los dioses” y la utilizaron como amuleto poderoso contra el mal. A su vez, en Asia Central lo consideran un importante amuleto ya que simboliza el valor y la esperanza. También hacen uso de ella en México, y es que, suele ser muy popular como amuleto que proporciona buena suerte.

Si hablamos de Oriente, debemos decir que se consideraba un talismán para protegerse del mal de ojo y las vibras bajas que proporcionan las personas. Los árabes la llaman Fayruz o piedra de la suerte. Incluso hoy, los ciudadanos de muchos países de Oriente Medio adornan las crines y colas de los animales de carga, como camellos, caballos, mulas y bueyes, con cuentas de turquesa. Si, aunque parezca increíble, esto lo hacen con la finalidad de proteger, traer buena suerte y prevenir de caídas al propietario del animal.

La turquesa es sin lugar a dudas una gema preciosa y con mucho potencial dentro del mundo místico. También se en máscaras, escudos y cuchillos ceremoniales. El famoso escarabajo, por ejemplo, se elaboraba con este mineral, y los “pectorales” de la misma momia de Tutankamon están hechos a base de turquesas. En diversos lugares esta turquesa es considerada un eficaz amuleto contra el mal de ojo y otras desgracias. Y para aquellos que son particularmente amantes del mar, sirve para proteger de los naufragios.

Nombres importantes como el de Cristóbal Colón, Vasco de Gama y muchos otros usaban turquesas para protegerse contra la furia del mar. Los árabes la denominaban “piedra de la suerte” o “la piedra turca”. Es por esto que, se utiliza mucho en collares, aros, anillos y armamentos para la cabeza. Muchos médicos del siglo XV llevaban a una turquesa en sus bolsas de médicos, asegurando su eficacia contra los efectos nocivos del veneno de alacranes y otros animales ponzoñosos.

Los beneficios de la piedra de la turquesa

Si te gusta la Turquesa, estas piedras también te gustarán:

¿Qué significa la palabra Turquesa?

Este nombre viene de Turquía, y por consiguiente de la forma en como solían llamar a las piedras turcas. Fue precisamente en este país, donde por primera vez se hallaron lo que serían registros remotos relacionados con la piedra. Y además es la joya más usada en este país. De esta forma la llamaron “Fayruz” la piedra de la suerte.

Color Turquesa

Su color es realmente particular, se ve reflejado según el ojo de quien lo mira. Su gama va desde el cielo azul y verde agua, más específicamente el que se encuentra entre los ríos. Su apariencia física es hermosa y gracias a su color se realizan las joyas tan maravillosas que todos conocemos.

Signo, planeta y profesión característica

Usada por todos los signos del zodiaco, sin embargo, es bueno destacar que como su planeta regente es Venus. Su energía se verá repotenciada en signos donde la hermosa venus sea su reina madre. Como es el caso de Libra y Tauro. Ahora bien, los nacidos en el mes de diciembre, tendrán particular conexión con esta hermosa piedra.

Las profesiones como docentes, políticos, médicos y veterinarios son los que mayor influencia reciben de esta hermosa gema.

Significado de la piedra turquesa

La Turquesa en la gemoterapia

En gemoterapia suele ser utilizada para:

  • Alineación de chakras, alegría, amor y prosperidad en asuntos laborales. Cambio de mentalidad y perspectiva ante asuntos emocionales.
  • Ayuda a disminuir el dolor presente en lesiones musculares. Con la constante terapia de turquesas podemos conocer que pasa en nuestro interior, esto para poder combatir la tristeza desde un punto diferente.
  • Ayuda a calmar las sensaciones relacionadas a la soledad, la tristeza, y la falta de autoestima.
  • Protección y amuleto de la buena suerte. Esta es la piedra de los viajeros. Si te sientes desprotegido y sin compañía, una terapia con turquesas puede disipar estos pensamientos.
  • Mejora el flujo de energía en ambientes de vibración baja. Beneficia limpiando y purificando espacios. Absorbe las energías negativas presentes y las repele de las personas que se encuentren cerca de ella.

Recuerda siempre que, antes de utilizar cualquier piedra para usos de gemoterapia debes hacer limpieza y posterior repotenciado. Esto a través del agua y la sal. Sumerge la piedra en esta mezcla y déjala al aire libre durante una luna nueva o cuarto creciente. Luego seca también al aire, exponiéndola siempre al sol para obtener mejores beneficios.

Como ves, la turquesa tiene un montón de beneficios para quien decide usarla como amuleto constante para la buena suerte.