Saltar al contenido
Piedras Chacras 7

Piedra filosofal ¿existe o es un mito?

Es imposible negar que en todo lo relacionado a piedras energéticas, haya siempre algo de magia y misterio. Todo ese poder milenario de la tierra contenido en unas rocas, capaces de ayudarnos tanto espiritual como físicamente, es mágico. Pero sin dudas, todas esas piedras son tangibles y los usuarios pueden dar fe de sus beneficios.

Piedra filosofal y la alquimia

No obstante, no siempre se le atribuyen grandes virtudes a piedras o sustancias tangibles. Actualmente, existen creencias que nacieron siglos atrás y hasta el sol de hoy nos siguen fascinando. Mitos alrededor de ciertas piedras con propiedades únicas, mágicas y espectaculares. Una de las más emblemáticas sin duda alguna es la Piedra Filosofal. El mito que la envuelve la hace tan fascinante por el misterio de su origen, apariencia y propiedades.

Resulta tan encantadora su leyenda extendida por el mundo, que ha influenciado creaciones de la cultura pop. Todo esto sin olvidar, que durante siglos su búsqueda se convirtió en la razón de vivir de muchos. Descubramos el porqué de tal obsesión por tan maravilloso objeto del que no hay prueba de su existencia.

La alquimia, el origen del mito

Para lograr comprender de qué se trata la Piedra Filosofal, lo primero que debemos abordar es su origen. La alquimia era una doctrina o disciplina filosófica, multidisciplinaria y experimental de los fenómenos químicos. Se desarrolló en la Edad Media. Su finalidad, era descubrir los elementos que constituyen el universo. La alquimia en su expresión más práctica fue la madre de la química moderna. Dicha disciplina no perduró en el tiempo dado los avances científicos que se encargaron de desmentir los mitos alquímicos.

Propiedades de la piedra filosofal

La teoría alquímica proponía analizar los elementos Aristotélicos, determinados por sus cualidades básicas, es decir, calor, frío, sequedad y humedad. Por tanto:

  • El fuego: sus cualidades serían el calor y la sequedad;
  • La tierra: tendría como cualidades el ser fría y seca;
  • El agua: sería fría y húmeda; y
  • El aire: tendría las cualidades de calor y humedad.

Bajo esta teoría los metales son una combinación de dichos principios. Teniendo claros los principios, se creía que un elemento podría cambiar su naturaleza si cambiaba sus cualidades. En pocas palabras, ésta era la teoría de la transmutación.

Los alquimistas perseguían la creación de un material capaz de transmutar metales, curar enfermedades y dar inmortalidad. Ese material sería la mítica Piedra Filosofal.

¿Qué es la Piedra Filosofal?

Tal como se dijo arriba, es un material o sustancia (no necesariamente una piedra) creada por alquimistas. Su creación implicaba un arduo trabajo de mínimo 20 años, a ese esfuerzo se le denominaba Opus Magnum. A la Piedra se le atribuía grandes virtudes. La más conocida, transformar ciertos metales comunes o innobles en oro o plata. También, podría curar enfermedades, purificando la sangre.

Conocida como el elixir de la vida, al curar enfermedades prolongaba la vida. Se decía que ese era el secreto de la eterna juventud.

La Piedra Filosofal simboliza perfección, no sólo transmutaría los metales sino al humano mismo. La persona pasaría de ser imperfecto e impuro para transmutarse y alcanzar la gracia, la iluminación y la bienaventuranza.

A pesar de no haber evidencias de su existencia, los tratados de alquimia dan cuenta de su descripción física. La mayoría describe a la piedra como una sustancia, es decir no es una piedra como tal. Aunque esta sustancia podía solidificarse, llegando a ser más pesada que el oro. Una vez sólida era translúcida y podía ser de dos colores:

La leyenda de la piedra filosofal

Rojo

Para que la piedra obtenida tuviera esta tonalidad, se creaba a través de la vía seca. Ha sido descrita desde un rojo muy intenso carmesí, pasando por un naranja o color azafrán. Con esta característica, era capaz de transmutar los metales innobles en oro.

Blanca

Para esta tonalidad, se creaba a través de la vía húmeda. Ésta era capaz de transmutar los metales comunes en plata.

Se creía que aunque estuviera en su forma sólida, podía diluirse en cualquier líquido y no se consumía al fuego.

Las Características de la piedra han sido descritas de muchas formas. Había quienes la describían como una sustancia líquida. Otros, que afirmaban que podía cristalizarse, o convertirse en polvo. Incluso quienes aseguraban que se trataba de una tipo de gas.

Las corrientes más espirituales de la alquimia, consideraban a la Piedra Filosofal, como algo metafórico. Ella representaba el crecimiento personal y espiritual del alquimista, su ascenso a la sabiduría, a la perfección.

¡Echa un vistazo a esto!

Composición de la Piedra Filosofal

Para crear cualquiera de las versiones de la piedra, se partía de la pirita de hierro. Sin embargo, los escritos alquímicos eran muy confusos con la finalidad de no proporcionar información a quienes tuvieran malas intenciones. Así, la receta de la piedra combinaba bajo ciertas condiciones y cantidades azufre, no cualquiera sino azufre filosofal.

De igual forma se agregaba mercurio, siendo el indicado el mercurio de los filósofos. De modo que no se referían a los elementos químicos por todos conocidos sino algún tipo de variante.

Algunos de los tratados alquímicos aseguran, que para lograr la creación de la piedra se debía invertir mínimo 20 años. Debido a su complejidad y a su idea de imitar a la tierra en el proceso de creación, siendo pacientes. Debían investigarse los caminos correctos, experimentar y finalmente lograr la elaboración.

Propiedades de la Piedra Filosofal

Piedra filosofal

Pasemos a conocer las múltiples virtudes que brindaba esta sustancia espectacular. Que la hicieron convertirse en mito, y ser tan deseada y buscada durante mucho tiempo.

  • Más que conocida por su capacidad de transmutar metales comunes como el plomo en oro o la plata.
  • Podría transmutar también cualquier cristal común en piedras preciosas, diamante por ejemplo.
  • Con ella podían crearse lámparas perpetuas.
  • Se creía que podía crear una versión flexible de vidrios y cristales, si se encontraba dentro de estos materiales.
  • Podría curar todas las enfermedades que aquejara al cuerpo físico, otorgando la inmortalidad. Para dejar de ser un ser inmortal, solo bastaba dejar de recibir el elixir de forma periódica.
  • Revitalizar el cuerpo, devolviendo la juventud.
  • Se cree que podía revivir a las plantas. Y a las que estuvieran vivas, las haría fuertes y fructíferas en poco tiempo.
  • Por su relación con la vida, lo saludable, lo valioso y perfecto, se creía que atraía sentimientos de felicidad.
  • Se le asociaba a lo espiritual y facilitar la comunicación de este tipo. Recordemos es la elaboración de la piedra era el fin de los alquimistas que buscaba la sabiduría genuina. Pero únicamente tendrían acceso a este beneficio quienes trataran a la piedra con el respeto y atención que merecía.
  • Con ella los alquimistas conseguirían el camino a la iluminación.

La leyenda

Una sustancia capaz de mantenernos jóvenes, libres de cualquier enfermedad y logrando tener oro de metales comunes. Sin lugar a dudas, es algo que todos quisiéramos tener. La búsqueda insaciable por esta piedra durante mucho tiempo se puede comparar con la búsqueda del Santo Grial. Dados los peligros que podría significar que esa sustancia cayera en manos equivocadas, se tejieron muchas historias alrededor de ella.

Narra una leyenda que quien poseyera la piedra filosofal para ser inmortal, podría convertir todo lo que tocase en oro. Es decir, no sólo el plomo, sino cualquier cosa que tocare con la intención de convertila en oro. Pero abusar de este poder, convertiría de a poco a la persona en oro como castigo de su avaricia.

Composición de la piedra filosofal

¿Existe la piedra filosofal?

No hay evidencia de que exista o haya existido alguna vez. Sin embargo, hay quienes afirman que la piedra filosofal realmente existe o por lo menos existió. Para otros la respuesta contundente es un no. Aunque llama la atención que personalidades como Isaac Newton, dedicara parte de su vida a la búsqueda de la Piedra Filosofal.

Actualmente, gracias a los avances tecnológicos se has descartados muchas teorías alquímicas. No obstante, la alquimia dio paso a la química moderna y nos dejó un legado de historias que alimentan nuestra imaginación como niños. Asimismo, permitió llevar adelante experimentos que al sol de hoy nos llevan a la física nuclear y reacciones nucleares.

Sabemos que la idea de convertir plomo en oro con los métodos de los alquimistas es imposible. Pero también sabemos que no es descabellado. Mediante procesos carísimos y de tecnología de avanzada, sabemos que con extraer 3 protones de un átomo de plomo se puede obtener un átomo de oro.

Lo que hoy nos parece cuento de ciencia ficción, sin duda abrió el camino para los grandes avances científicos. Y sí también ayudó a inspirar muchos mundos mágicos en nuestra cultura. O simplemente la existencia de esta piedra con sus increíbles beneficios está en el interior de cada uno de nosotros. Y después de mucho esfuerzo consigamos nuestro camino a la iluminación y vida eterna, aunque lo último no sea literal.

Piedra filosofal ¿existe o es un mito?
5 (100%) 1 vote[s]